Las personas tienen personalidad, pero los caballos tienen "caballo-nalidad"?



En la entrada de hoy os traigo un resumen de un artículo de Horse and Rider acerca del modelo "Horsenality", creado por Pat y Linda Parelli, con el objetivo de ayudar a que los propietarios de caballos obtengan una comprensión más completa de sus propios animales, una especie de "atajo" a la conexión intuitiva que los más experimentados en caballos establecen automáticamente.


El Modelo "Horsenality" de Parelli utiliza una tabla con la que el propietario puede trazar las características y comportamientos únicos de un caballo. Al interpretar la tabla completa, verá si su caballo tiende a ser introvertido o extrovertido, y si está orientado hacia el lado derecho (miedo) o hacia el lado izquierdo (dominio). Esta información, a su vez, proporciona información valiosa sobre la mejor manera de acercarse, manejar, entrenar y vincularse con ese caballo.


Sobre el significado de que un caballo sea introvertido o extrovertido, o que predomine en él el lado derecho o izquierdo del cerebro, Linda afirma que los caballos extrovertidos son como personas extrovertidas, enérgicas y activas. Sus pies se mueven mucho. Los caballos introvertidos tienden a tener menos energía y a ser más tranquilos por naturaleza. Los extrovertidos tienen más "go". Los introvertidos tienen más "whoa".


Los caballos en los que predomina el lado derecho del cerebro tienden a ser temerosos y defensivos, mientras que los del lado izquierdo del cerebro son más seguros y dominantes. Los caballos en los que predomina el lado derecho del cerebro son generalmente más asustadizos; los del lado izquierdo del cerebro son generalmente más agresivos.


En términos más simples, las cuatro categorías básicas de las “caballo-nalidades” son:

- extrovertido del cerebro derecho (mucho miedo / mucha energía);

- introvertido del cerebro derecho (mucho miedo / poca energía);

- introvertido del cerebro izquierdo (alta dominancia / baja energía);

y

- extrovertido del cerebro izquierdo (alta dominancia / alta energía).


En opinión de Linda, la mayoría de la gente no es consciente de cuán diferentes pueden ser los caballos entre sí, sin embargo, rápidamente los culpamos por lo que creemos que son problemas de comportamiento o vicios. Por ejemplo, decimos que es un vago o que está loco. Que es terco, o está distraído, lo que sea.


Pero lo más importante es que cada caballo responde al estrés de una manera diferente. Un extrovertido de lado derecho del cerebro, por ejemplo, entrará en pánico y tenderá a "irse". Un introvertido de lado izquierdo del cerebro, por el contrario, tenderá a mostrarse reacio y desafiante. Se pueden ver las otras diferencias observando el gráfico. Saber todo esto te ayuda a descubrir la mejor manera de acercarte a tu caballo, dada su “caballo-nalidad”.


Lo interesante es que las personas que tienen talento con los caballos a menudo saben intuitivamente cómo modificar su enfoque para adaptarse a diferentes caballos. Es posible que ni siquiera se den cuenta de que lo están haciendo. A menudo descubren que se llevan mejor con un tipo de caballo en particular porque su propia personalidad coincide con ese caballo en particular.


Linda comenta que con este enfoque su objetivo es ayudar a los propietarios de caballos a aprender a llevarse mejor con todo tipo de caballos. Cuando sabes qué hace que este caballo o ese caballo "se mueva", tienes la llave para desbloquear el corazón de cada caballo con el que entras en contacto. Y los caballos lo aprecian mucho. "¡Realmente me entiende!"


Respecto al peligro de antropomorfizar a los caballos, Linda cree que la parte antropomórfica es cuando la gente se equivoca sobre la causa del sentimiento de un caballo, en lugar del sentimiento real.


Por ejemplo, su caballo puede ser un desastre en los paseos por los senderos: exaltado, no camina, se mueve y trota, quiere salir corriendo. Podrías pensar que es porque es competitivo y quiere estar al frente, pero eso es usar un razonamiento humano. El comportamiento equino se basa en una lógica de presa-animal, que tiene que ver con la supervivencia. Este nerviosismo extremo en el camino sería un comportamiento extrovertido clásico del lado derecho del cerebro, y está completamente basado en el miedo. Una vez que se dé cuenta de eso, comprenderá que detener al caballo y castigarlo son las peores cosas que podrías hacer. En su lugar, debes calmarlo y tranquilizarlo. Según Linda, con el modelo de “horsenality” te ayuda a darte cuenta de eso, y cuanto más comprendas el comportamiento de los caballos, menos antropomórfico te volverás.


Sobre la diferencia entre los caballos que potencian más el lado izquierdo del cerebro respecto a los que lo hacen con el lado derecho, Linda opina que los caballos que potencian más el lado derecho del cerebro son tímidos y fáciles de crear un vínculo. Son seguidores naturales que buscan un líder. Si puede hacer que se sientan seguros, lo harán rápidamente. Acercarse y apartarse puede funcionar con ellos, pero a menudo tienen problemas con la parte de acercarse. Así que aún puede ser mejor darle espacio y apartarse. Imagina que eres tímido y piensa en cómo te sientes si alguien entra en tu espacio. Pero si la persona que entra retrocede y se esfuerza por conseguir que estés cómodo, te sientes más seguro.


Los Parelli enseñan a los propietarios cómo utilizar la técnica de apartarse y dar espacio a caballos que tienen problemas de confianza. En lugar de sujetar con fuerza del ramal a un caballo así (lo peor que puedes hacer), usas un ramal largo y le das algo de espacio. El caballo dice: "Lo entiendo, no me vas a atacar".


Si un caballo que potencia el lado derecho del cerebro le tiene miedo a algo, no lo presione para que se acerque a ello. En cambio, quíteselo y el caballo dirá "¿Oye? Quiero mirar eso". Está usando psicología inversa. Primero debes lidiar con los problemas a causa del miedo antes de intentar enseñarle algo a un caballo que potencia el lado derecho del cerebro. De lo contrario, si intentas entrenar a un caballo temeroso y sobreexcitado, te encontrarás usando un bocado más fuerte y tal vez una muserola controladora y una martingala. Con todo ese equipo, lo "manejas" por la arena. Puedes pensar que lo estás entrenando, enseñándole, pero ese caballo no recordará nada, porque el miedo habrá bloqueado todo. Tanto los caballos como los humanos tienen problemas para aprender cuando están en modo defensivo.


El caballo con predominio del lado izquierdo del cerebro tiene mucha más confianza en sí mismo, por lo que en realidad no está buscando un líder y, de hecho, desafiará tus habilidades de liderazgo. Pero si ofreces un liderazgo de la manera correcta, un caballo de lado izquierdo del cerebro aprenderá increíblemente rápido. Estará totalmente "presente" y puede "conseguir" algo en una o dos repeticiones. Sin embargo, si empiezas a hacer de 10 a 20 repeticiones, empezará a pensar: "¡Pídeme que haga eso una vez más y uno de los dos va a morir! Y no seré yo".


Tendemos a avanzar demasiado lento con este tipo de caballos, no les damos suficiente motivación. Entonces el caballo comienza a empujarnos (este será el extrovertido del lado izquierdo del cerebro) o se niega a hacer nada (el introvertido del lado izquierdo del cerebro). Los caballos que potencian el lado izquierdo del cerebro pueden hacerlo muy bien con entrenadores profesionales, si son tratados con amabilidad. Sin embargo, si el entrenador es demasiado estricto, puede darse una gran pelea.


Para saber que tipo de “caballo-nalidad” funciona mejor con cada uno, Linda considera que primero, necesitas ser realmente bueno leyendo caballos. Saber ver cómo se comporta, cómo se ven sus ojos, cómo se mueve. Si es confiado o desconfiado. Recomienda trabajar para aprender a hacer esto, y practicar con muchos caballos diferentes. Luego, pensad detenidamente qué tipo de “caballo-nalidad” podría encajar mejor con tu forma de ser. La mayoría de la gente, desafortunadamente, tiende a "escoger su veneno". Se sienten atraídos por cierto tipo de caballo por las razones equivocadas.


Pero si está comenzando desde cero y comprando un caballo, debe pensar si quiere un tipo introvertido o extrovertido. Si quieres un caballo con “caballo-nalidad” extrovertida, será mejor que seas una persona bastante enérgica. Además, debes ser mentalmente ágil, progresivo y seguro, o un adicto al aprendizaje para convertirte en todas estas cosas. Porque habrás elegido un desafío para ti. Si ya eres del tipo extrovertido, es posible que tengas problemas para gestionar tu propia energía trabajando con un caballo extrovertido. Saber estar "arriba" cuando el caballo lo requiera y/o "abajo" cuando sea necesario para calmar al caballo. A mucha gente le resulta difícil: siguen la energía del caballo, en lugar de guiarlo.


En cuanto al lado izquierdo o derecho del cerebro, ¿quieres un caballo más seguro o inseguro? ¿Uno que podría tratar de intimidarte, o uno que necesitará ayuda para superar la timidez y el miedo? Un introvertido de lado derecho del cerebro puede ser el caballo perfecto de doma o reigning. Es obediente por naturaleza y busca liderazgo. Le encantan las repeticiones, la coherencia y la rutina. Un introvertido de lado izquierdo del cerebro, por el contrario, odia todo eso. Se aburre fácilmente, así que cuanto más lo trabajes, si no lo estás haciendo divertido, más difícil se volverá, pero a menudo es fabuloso haciendo rutas.


Los Parelli lanzaron un sistema de emparejamiento caballo / personalidad con un elemento de prueba de personalidad humana, además de identificar lo que le gusta o no le gusta cuando está con caballos. También se tiene en cuenta su nivel de confianza, habilidades atléticas, edad, etc.


Ellos opinan que aunque todo el mundo tiende a pensar mucho en la técnica, la psicología es lo que más se necesita con los caballos. La verdadera equitación significa que estás leyendo a tu caballo en todo momento. ¡No es un viaje en tren, donde puedes mirar por la ventana y tomar fotografías! ¡Estás con una criatura viva, que respira, reacciona y además es un animal de presa! Aquellos que no quieran molestarse con todo eso deberían comprarse una motocicleta. Pero si sabes qué hacer y desarrollas esa relación, puede tener todo lo que quiera con su caballo. Y tu caballo también disfrutará de esa relación.


¿Qué opináis de este concepto de temperamento del caballo en función del lado predominante de su cerebro? Interesante, ¿verdad?

36 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo