¿En qué consiste el método Masterson? Es un método de masaje equino que consiste en aprender a reconocer y utilizar las respuestas del caballo al contacto para encontrar y liberar tensiones acumuladas en partes clave del cuerpo del caballo que estén restringiendo sus movimientos y/o limitando su rendimiento.

A diferencia de los métodos de masaje tradicionales, permite al caballo formar parte activa en el proceso de liberar tensiones. Es algo que se hace conjuntamente con el caballo, más que al caballo. El hecho de permitir al caballo participar e interactuar es lo que resulta más fascinante de este método. 

Cuando se realizan masajes o bodywork en caballos, sólo se pueden conseguir buenos resultados si el caballo está relajado y colabora. Para lograr que el caballo esté relajado y pueda liberar tensiones es importante saber aplicar el tipo de presión correcta de manera suave y lenta para que el animal no sienta que debe protegerse de dicha presión resistiéndose. ​ Cuando se liberan las tensiones, se puede apreciar una mejora en la movilidad, comodidad, actitud y rendimiento del caballo.

Como profesional certificada, en todo el tiempo que llevo practicando este método no dejan de sorprenderme las muestras de relajación que dan los caballos y como agradecen que se les tenga en cuenta. Si queréis facilitar a vuestro caballo una experiencia que le ayude a relajar tensiones y mejorar su salud y rendimiento, no dudéis en contactarme y pedirme una cita para vuestro caballo.

Por si queréis investigar un poco más, a continuación adjunto el link a la página web Internacional de Método Masterson: https://mastersonmethod. 

A continuación te describo cuales son las sobrecargas o problemas físicos más habituales en los caballos en cada deporte o actividad, y sobre los que se trabajan en las sesión de método Masterson para lograr una liberación y alivio de los mismos. 

Caballo de doma clásica:

Para conseguir los movimientos deseados en un caballo de doma clásica, es totalmente necesario que el caballo tenga la musculatura libre de tensiones. Mediante el Método Masterson, y en función de lo que se observe en la evaluación, nos centraríamos en trabajar la zona de la nuca y los músculos justo detrás de la quijada, los músculos de la linea superior del cuello, verificaríamos que el dorso esté libre de dolor y que los cuatro miembros del caballo tengan una amplitud de movimiento.

El objetivo es ayudar al caballo a liberarse de las tensiones musculares que se pueden acumular durante los  entrenos. Un caballo libre de dolor tendrá la capacidad y las ganas de colaborar para realizar los ejercicios deseados.

Caballo de salto: 

En el caballo de salto, una gran cantidad de los músculos de su cuerpo trabajan primero en una contracción  concéntrica para elevarse en el salto. El aterrizaje causa un impacto notable tanto a los músculos como a los      tendones del cuerpo del caballo. Sin duda, esta disciplina es una de las más duras y en las que es fácil que se  den lesiones. El propio esfuerzo del salto puede causar fatiga muscular. Hay muchos factores que influyen, como la altura y la cantidad de obstáculos, el estado del suelo, la técnica del caballo y la habilidad del jinete.

Mediante el Método Masterson, y en función como siempre de lo observado en la evaluación, será importante trabajar casi todo el cuerpo, desde las cervicales, músculos del cuello y los hombros, el músculo longissimus dorsi  y todos los músculos que forman parte del impulso desde los posteriores.

Caballo de polo:

En el caballo de polo hay dos zonas en concreto donde se suelen acumular las tensiones, por lo que son más proclives a causar lesiones: por una parte y debido a los giros bruscos, la zona mandibular y de los músculos que van del cuello a los pectorales y al arco torácico y por otra parte en los músculos abdominales, oblícuos, psoas y semitendinoso. También suele ejercerse mucha presión en la unión lumbo-sacra. Estas serían las zonas en las que nos centraríamos con las técnicas del método Masterson, para aliviar el máximo posible esas tensiones y proporcionar el mayor bienestar posible al caballo.

Caballo de raid:

Los caballos que participan en competiciones de Raid o Endurance son los que ponen a su cuerpo más a prueba tanto a nivel fisiológico como a nivel muscular y articular. Mediante el método Masterson se trabajarían las tensiones acumuladas después de las pruebas para ayudar a que la musculatura vuelva a su estado natural y eliminar las tensiones que pueden acabar causando contracturas y compensaciones musculares debidas a las mismas.

Caballo de rutas:

Aunque no son de alta competición, a menudo son los que más problemas pueden acumular por cambios frecuentes de jinete, sillas mal ajustadas o equipamiento inadecuado y múltiples clases o salidas en un día. Una evaluación con Método Masterson nos servirá para ver donde acumula tensiones el caballo y nos ayudará a poder prevenir problemas que luego se podrían volver más graves si no se tratan.

 

¡Bien! Mensaje recibido