Y qué hay de los perros?

A menudo cuando voy a hacer una sesión de método Masterson para caballos, allí donde hay caballos, suele haber perros, ya sean de los propietarios de los caballos o del centro. 

 

No sé cuantas veces me habrá pasado que cuando termino de hacer el masaje al caballo,   viene algún perrete y se me pone al lado, en plan: ahora me toca a mí no? Y pocas veces me puedo resistir a hacerles algún puntito aquí y allá. 

En realidad, la técnica del meridiano de vejiga del método Masterson es una técnica que funciona igual de bien en perros que en caballos. Y los perros, al ser un animal depredador y no presa, suelen liberar las tensiones acumuladas con mayor facilidad.

¿Por qué solicitar una sesión de masaje para tu perro? Una sesión de masaje puede ayudar en diferentes aspectos:

  • relajación muscular

  • facilitar una rehabilitación más rápida en caso de lesión

  • aumentar la flexibilidad

  • incrementar la circulación sanguínea

  • mejorar el estado de salud y el confort

  • contribuir al bienestar de perros senior

Puede resultar especialmente útil en el caso de perros hiperactivos o con ansiedad por separación, entre otros tipos de problemas emocionales.

 

Los masajes, además de mejorar la salud y relajar, tienen otro objetivo posible: identificar cualquier punto que le pueda estar causando dolor a un perro para, en ese caso, comentárselo al veterinario. Esto es importante porque los masajes no pueden suplir, en ningún caso, una visita al veterinario.

 

Los conceptos básicos del método Masterson, especialmente el de mantenerse bajo el umbral de alerta del animal, para trabajar con un sistema nervioso relajado, nos ayudan a que el masaje ofrezca múltiples beneficios en la salud física y emocional del perro. Y se respeta la voluntad del perro, cuando él te indica si les gusta o no allá donde les estás masajeando.

Contáctame si quieres saber más!