Entender si un caballo es feliz es clave para su calidad de vida



En el blog de hoy os traigo la traducción de un artículo de The Horse and Hound del mes de febrero que ofrece una perspectiva interesante y es que el mundo ecuestre tiene que avanzar para entender que la calidad de vida de un caballo no es solo que tenga agua y comida, sino que hay más factores que influyen en su felicidad y que sin eso no se está evaluando realmente su calidad de vida.


Comprender cuándo los caballos expresan un comportamiento positivo es tan importante como reconocer uno negativo para poder evaluar su calidad de vida, según ha destacado una investigación. Estudiantes de la Universidad de Hartpury, el Centro Universitario Askham Bryan y el Centro Universitario Sparsholt participaron en un proyecto de Advancing Equine Scientific Excellence (AESE) para comprender cómo se percibía la calidad de vida equina y cómo se puede medir. AESE es una iniciativa de colaboración entre la industria, institutos de investigación, colegios y universidades que tiene como objetivo promover la excelencia en la investigación equina. El trabajo, apoyado por World Horse Welfare y Horse Trust, incluyó la revisión de la literatura, las herramientas y los marcos existentes, y la realización de encuestas con las partes interesadas de la industria. Los hallazgos clave incluyeron que la calidad de vida debe tenerse en cuenta a lo largo de toda la vida de los caballos, no solo para tomar decisiones al final de sus días, y es necesario considerar tanto las experiencias positivas como las negativas. Se destacó que existe la necesidad de un "trabajo colaborativo" para garantizar que, al desarrollar herramientas sobre la calidad de vida de los caballos, se tenga en cuenta a los propietarios durante todas las etapas de la investigación. La coordinadora del estudio de la AESE, Georgina Crossman, dijo que se espera que después de este trabajo se pueda crear una nueva herramienta simple para evaluar la calidad de vida que apoye a los "caballos felices" y no solo se centre en "las cosas malas". “No se trata solo de decir que el caballo no está comiendo adecuadamente o está perdiendo peso”, dijo. “Los estados afectivos positivos no deben subestimarse: se trata de observar los aspectos más felices del comportamiento de un caballo y considerar lo que harían de forma natural, por ejemplo, ¿se revuelcan y juegan?“ Los propietarios conocen a sus caballos, pero si no han tomado algunos puntos de referencia de lo que hacen normalmente, entonces, cuando algo va mal, ¿Cuánto tardan en darse cuenta? Puede ser cualquier cosa, desde saber que se tumba a cierta hora del día o que hace ciertas cosas con sus amigos. Los propietarios quieren lo mejor para sus caballos; entender más acerca de cómo podemos darles una calidad de vida positiva es realmente clave para asegurarnos de que sean caballos felices. Al final del día, si el caballo está feliz, tendrás una mejor relación”. El jefe de bienestar de World Horse Welfare, Sam Chubbock, agregó que, tradicionalmente, las personas tienden a pensar en la calidad de vida solo cuando toman decisiones sobre el final de sus días. “Necesitamos pensar en lo que podemos hacer para mejorar la experiencia de un caballo ahora y cómo les puede estar afectando una determinada gestión. ¿Tiene un impacto positivo o negativo, y cómo lo medimos?”, dijo, y agregó que World Horse Welfare y Horse Trust ahora trabajarán para desarrollar la nueva herramienta de evaluación de calidad de vida, con el objetivo de hacerla práctica para el uso de los propietarios de caballos. “Uno de los hallazgos clave sobre las herramientas actuales es que son muy específicas o no se conocen, por lo que es necesario hablar con los propietarios y otras partes interesadas para asegurarnos de que estamos consiguiendo una herramienta correcta. Todavía no sabemos qué va a ser y no queremos tener ideas predeterminadas, pero este proyecto ha proporcionado una línea base de lo que debemos considerar. Existe una pequeña brecha entre lo que sucede en la industria de la investigación y lo que realmente se filtra a los propietarios, por lo que se trata de cerrar la brecha”. El director ejecutivo de la Asociación Veterinaria Equina Británica, David Mountford, dijo que el proyecto proporcionó más información útil sobre las mediciones de la calidad de vida de los caballos. “Si bien los veterinarios y los propietarios tienen conversaciones sobre la calidad de vida con mayor frecuencia hacia el final de la vida de un caballo, las preguntas se aplican por igual a lo largo de la vida de un animal y este proyecto destaca ese hecho junto con el beneficio de evaluar tanto los factores positivos como los negativos”, dijo. “Muchos de nosotros sentimos que intuitivamente 'sabemos' si un caballo disfruta o no de una buena calidad de vida; sin embargo, si vamos a conservar una licencia social, debemos seguir esforzándonos por mejorar las herramientas objetivas de calidad de vida, y también debemos asegurarnos de que algunas de esas herramientas puedan ser utilizadas fácilmente por los propietarios en lugar de ser exclusivas de los académicos”.

203 visualizaciones0 comentarios

Equi-libera: Método Masterson
masaje equino