6 formas de mejorar la postura de tu caballo


A continuación tienes estos 6 consejos para ayudar a tu caballo con su forma física:


1. Estiramientos con premios


Los estiramientos con premios animan al caballo a estirar el cuello y la espalda, desarrollando su equilibrio, coordinación y músculos. Antes de empezar, debería haber calentado un poco. Y, antes de incorporarlos a su rutina, es recomendable comentar con tu veterinario o fisio que estos estiramientos sean los adecuados para tu caballo.


2. Hacer serpentinas montado


Durante su entreno, haz tres o cuatro serpentinas en la pista al paso y al trote. Hacer estas formas aumentará el movimiento y la incurvación del cuerpo del caballo.


3. Barras de tranqueo.


Usa barras de tranqueo para ayudar a reforzar el dorso de tu caballo y aumentar el rango de movimiento de sus articulaciones. Puedes hacer los ejercicios pie a tierra o montado. Las barras se pueden poner en múltiples posiciones, figuras y/o alturas, la imaginación no tiene límite!


4. Ir cambiando de superficies


Entrenar en diferentes superficies pueden afectar al movimiento de su caballo y su postura. Si es una superficie blanda, el caballo tiene que concentrarse en su equilibrio, además de impulsarse hacia adelante. Si el suelo es irregular, no podrá aplicar el mismo peso en sus pies. Las superficies planas que no absorben los golpes, como el asfalto, pueden comprometer su postura.


La solución es entrenar a tu caballo en diferentes terrenos, asegurándote de que sea un terreno de calidad sin superficies demasiado blandas. Será beneficioso ya que aprenderá a hacer frente a los cambios de posición.


5. Revisa la equipación de tu caballo


Una silla mal ajustada puede dar lugar a compensaciones posturales, que pueden acabar provocando una cojera. Por ejemplo, si una silla de montar aprieta en un lado, el caballo que la lleva no funcionará simétricamente, desarrollando músculos desiguales y aplicando tensión en sus piernas. Las bridas también tienen un papel importante. Una investigación sobre la presión asociada con las bridas ha demostrado que, cuando se reduce la presión de la nuca y la muserola, la locomoción del caballo mejora.

6. Haz sesiones regulares de masaje


En una sesión de masaje, como pasa en las de Método Masterson, no solo se pueden detectar problemas musculares, sino que también se pueden aliviar las molestias en los tejidos blandos y las compensaciones asociadas, lo que ayudará a mejorar su postura.






46 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo