3 Datos raros pero ciertos sobre los caballos en invierno



Desde el control del crecimiento del pelaje y el celo en función de las horas de luz hasta la producción de calor corporal por medio de la fermentación… A continuación unos datos que es posible que no sepas...


Dato nº1: El pelaje del caballo no crece porque bajen las temperaturas, sino en respuesta a la duración del día


Investigadores de la Universidad A&M de Texas probaron la teoría de que exponer a los caballos a más horas de luz frenaría el crecimiento del pelo o causaría que empezaran a perder el pelo de invierno antes. El experimento se realizó en caballos de uno y dos años aleatoriamente asignados en dos grupos. El grupo de luz diurna alargada (LDA) tenía 16 horas de luz al día, y el grupo de luz diurna no alargada (LDNA) tenía sólo luz natural desde el 1 de Octubre hasta el 6 de Diciembre. Todos los caballos estaban en establos sin calefacción y sin mantas.

El crecimiento del pelo era similar entre los dos grupos durante el primer mes, pero en diciembre el pelo del grupo LDNA era casi tres veces más largo que el pelo del grupo LDA.


Los investigadores también descubrieron que no se necesitaban lamparas especiales para conseguir este efecto, es decir que se pueden usar bombillas normales incandescentes o fluorescentes. Los investigadores sugirieron usar unas bombillas de mínimo 200 vatios.

Dato nº2: Las yeguas con más horas de luz seguirían teniendo el celo durante el invierno y los sementales expuestos a luz artificial entrarían antes en época de reproducción

Si las yeguas buscan el amor a principios de primavera, los investigadores de la A&M de Texas dicen que no hay que preocuparse. Si las yeguas van a criar a finales del verano, un programa de luz artificial podría hacer que el semental alcance su punto álgido antes de lo normal.


Dato nº3: Los caballos se mantienen calientes en los meses de invierno mediante la digestión

El calor se emite cuando los microbios del intestino digieren la comida a través de la fermentación. El proceso ocurre en el ciego y el intestino grueso. Los investigadores muestran que la alimentación alta en fibra como el heno o la pulpa de remolacha produce más calor que el grano bajo en fibra, como el maíz.


Se hacen las siguientes recomendaciones de alimentación:


Por cada cambio de 12 grados de temperatura por debajo de 0 grados, los caballos requieren una ingesta adicional de aproximadamente 1 kilo de alimentación al día, asumiendo que el alimento tiene una densidad de energía de 1000 kcal por medio kilo, que es lo habitual en el heno. Un viento de 16 a 24 kph hará que los caballos requieran consumir una cantidad adicional de 2 a 4 kg de heno. Cuando un caballo que vive sin refugio está en condiciones de viento y nieve a 0 grados, el animal debe consumir una cantidad adicional de 5 a 7 kilos de heno.

19 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

© Equi-Libera. Masajes para caballos. Cataluña, España