Buscar
  • Equi_libera

Comunicación entre yegua y potro



Este artículo está traducido de un artículo de la revista The Horse que encontré muy interesante por el hecho de que influya de alguna manera la comunicación vocal en la supervivencia del potro.


Aunque los caballos tienden a basarse en el lenguaje corporal para comunicarse unos con otros, también hay bastante interacción vocal. Entre yeguas y potros, el propósito de la comunicación difiere en función de quién empiece la “conversación”. Además, una comunicación vocal efectiva entre yegua y potro parece ayudar a sobrevivir a los potros, según un nuevo estudio.

“Los intercambios auditivos entre yeguas y potros parecen tener beneficios tanto a corto como a largo plazo que aseguran que las necesidades del potro se vean satisfechas” según la doctora Cassandra M.V. Nuñez, profesora ayudante en la investigación del Dept. de Ciencias de la Biología de la Universidad de Memphis, en Tennessee.

Yeguas que resoplan suavemente: “estoy aquí, bebé”

Nuñez y sus compañeros investigadores observaron a 45 parejas de yeguas-potros que vivían en manadas salvajes en la isla de Shackleford Banks, en Carolina del Norte. Tomando nota de cada vez que la yegua o el potro iniciaban la comunicación, reunieron datos detallados acerca de las vocalizaciones de más de 3.000 horas de observación de campo.

Descubrieron que las yeguas hacían muy a menudo lo que llaman “resoplar” el sonido tranquilo que hacen los caballos de resoplar a veces cuando están comiendo, dijo Nuñez. A menudo cuando resoplaban, el potro estaba cerca, y no pasaba nada más como resultado del acto de resoplar. “ Parece ser una forma de llamada para mantener el contacto” dijo. “La yegua no parecía querer nada en particular. Era como “eh, en caso que me necesites, estoy aquí.” A pesar de eso, tenía su propósito. “Muy a menudo, los potros contestaban al resoplido con su propio resoplido”, dijo Núñez. “Parecía realmente intencionado”.

Es más, los investigadores encontraron una relación directa entre la comunicación iniciada por la yegua - principalmente resoplidos – y la supervivencia del potro, dijo Núñez. Durante los tres años que duró el estudio, casi el 30% de los potros murió durante el primer año de vida. (el equipo no investigó los motivos de las muertes). Los potros cuyas madres más iniciaban la comunicación durante las primeras 10 semanas de vida tenían más probabilidades de vivir hasta el primer año de vida que los potros cuyas madres se comunicaban menos.


“Creo que permite a los potros explorar más, permitiendo que ganen experiencias en sus grupos sociales y en su entorno”, dijo. “Las yeguas estaban diciendo esencialmente “No pares lo que estés haciendo, pero aquí estoy”. Y podría haber proporcionado la confianza o la autorización a los potros para ir a explorar y aprender.”

Aunque la comunicación evolucionaba a medida que el potro crecía, no se interrumpía a los seis meses. “En los programas de cría doméstica, es habitual destetar a los potros a los seis meses. Pero cuando observamos como ellos siguen comunicándose unos con otros en los entornos libres mucho más allá de esa edad – y que tiene un efecto especial en su supervivencia – ciertamente eleva dudas sobre esa práctica en la cría.”

Potros que relinchan, lloriqueando: Quiero algo!

Asimismo, los potros tienden a usar sonidos vocales más fuertes, incluyendo relinchos y lloriqueos, para iniciar la comunicación con sus madres, dijo Núñez. Comparados los resoplidos de sus madres, las llamadas de los potros habitualmente se daban a una distancia mayor. Y habitualmente resultaban en qué sucedía algo – frecuentemente era que se reducía la distancia entre ellos, con o sin que fuera a mamar el potro.

“Es como que de repente se dan cuenta de que su madre está muy lejos. Cuando los potros iniciaban la comunicación, no era para mantener el contacto sino porque querían o necesitaban algo, una sensación de seguridad o alimentarse.”

Es importante observar, no obstante, que el estudio sólo se centró en el inicio de la comunicación, dijo Núñez. “No buscamos las respuestas en nuestros datos, pero muy a menudo se respondían el uno al otro”, explica. “Las respuestas en sí darían para todo un nuevo proyecto de investigación”.

4 vistas

© Equi-Libera. Masajes para caballos.