Buscar
  • Equi_libera

Alergia al culicoides



Aunque no hay cura para esta enfermedad, hay muchas cosas que puedes hacer para aliviar a tu caballo, si sufre de la misma. La alergia al culicoides es la enfermedad de la piel más común y afecta a alrededor del 5% de la población equina. Para explicarlo de manera sencilla, es una reacción alérgica a las picadas de estos insectos. Puede afectar a casi cualquier caballo o poni, independientemente de la capa, raza o edad, aunque se ha investigado que afecta sobretodo a las razas locales.

Los insectos que causan esta hipersensibilidad son el culicoides y la mosca negra (simulidos). Aunque tendemos a creer que esta enfermedad es estival, estos insectos pican activamente de Marzo a Noviembre. Los caballos que tienen alergia a estas picaduras desarrollan síntomas cada vez más graves con el tiempo.

DETECTA LAS SEÑALES DE ALERGIA A LAS PICADURAS

Esta enfermedad causa picor, llamado prurito, que varia del caballo que se rasca ocasionalmente la cola en un árbol a los peores casos, que se rascan y rascan, causándose daño a sí mismos. De la misma manera, a algunos les afecta gravemente con una o dos picadas, mientras que otros solo tienen suaves síntomas después de haber recibido bastantes picadas. Sea de la gravedad que sea, es importante detectar las señales a tiempo, porque contra antes se diagnostique y trate, más fácil es que se pueda gestionar de manera efectiva. Las señales a observar incluyen:

  • picor centrado en el cuello, crin y cola, aunque en los peores casos los caballos pueden llegar a morderse y rascarse la piel donde sea que lleguen.

  • Crin o cola con pelo revuelto, ahuecado o con perdida de pelo en las áreas afectadas

  • piel grumosa o escamosa en las zonas en las que se frotan, que suelen estar inflamadas o calientes al tacto. La piel puede endurecerse o sangrar.

  • Piel dañada a parches

  • Inquietud y mal humor debido a la molestia

  • pérdida de peso en los peores casos

OBTÉN UN DIAGNOSIS

Si tu caballo empieza a dar señales de alergia al culicoides, lo primero que se debe hacer es confirmar que ése es el problema de forma segura. Hay muchos otros alérgenos que causan señales parecidas – por ejemplo, un caballo con una alergia grave en la piel parecida a la del culicoides puede estar sufriendo alergia a algo tan aparentemente inocuo como las zanahorias.

En principio, vale la pena poner en marcha medidas para limitar la exposición de tu caballo a las moscas negras y al mosquito culicoides. Si la enfermedad no mejora con estas medidas, tendrías que hablar con tu veterinario para hacerle las pruebas de la alergia. Esto consiste en inyectar extracto de culicoides y de otros alérgenos en la piel para ver si causan una reacción. Hay también varios análisis de sangre que dicen poder detectar alergias, pero hay pocas pruebas que apoyen su uso o fiabilidad.

PROTECCIÓN VITAL

En lo que se refiere a la alergia al culicoides, prevenir es realmente mucho mejor que curar, por lo que es importante empezar a proteger a tu caballo antes de que empiece la temporada del mosquito. Una vez le haya picado y empiece a tener una reacción, controlar la enfermedad será más difícil. Hay varias formas en las que puedes minimizar el contacto con estos insectos...

  • mantas antimoscas, cada vez son más sofisticadas, con una amplia variedad en el mercado para ajustarse a todos los bolsillos. Los caballos con casos de alergia grave normalmente deberían llevar la manta todo el tiempo, así que vale la pena invertir en una manta que les ajuste bien, sea cómoda y resistente. Hay disponibles mantas diseñadas especialmente para cada tipo o forma de caballo. Algunas cubren simplemente el cuerpo, cuello, cola y bajo el vientre, mientras que otras pueden llegar a cubrir casi cada centímetro de su piel para asegurar la menor exposición posible a los insectos.

  • Insecticidas y repelentes de moscas en todo tipo de formatos; sprays, cremas, tiras y etiquetas. Busca productos con ingredientes en base de piretroides o permetrinas, porque a menudo son los más efectivos. El DEET también es efectivo, pero mejor haz una pequeña prueba antes, para asegurarte que tu caballos no tenga una reacción sensible al producto.

  • Se recomienda ofrecer refugio a tu caballo al anochecer y al amanecer, porque es cuando estos insectos tienden a estar más activos, aunque esto puede variar en función de tu localización geográfica, la época del año y lo que te resulte más práctico como individuo.

  • Si esta en cuadra, pon mosquiteras en las ventanas y puertas para que los insectos no entren dentro y rocía la cuadra con insecticida.

  • También puedes instalar ventiladores en el establo – el culicoides no puede volar cuando hay una brisa fuerte

  • evita que haya zonas con agua estancada, porque es donde los mosquitos ponen los huevos

  • evita bosques muy frondosos y húmedos, es un entorno que favorece al culicoides

  • si tienes la posibilidad, tenlo en el exterior, en una zona en que haya viento – un paddock en lo alto de una colina donde haya viento habitualmente es lo mejor. Aunque los mosquitos culicoides están activos de marzo a noviembre, los caballos con síntomas graves pueden experimentar problemas todo el año.

CALMA SU PIEL

Desgraciadamente, no hay cura para esta alergia, se trata simplemente de poner en marcha medidas para evitar que los mosquitos piquen donde sea que se pueda.

Los esteroides pueden ofrecer un alivio para la irritación de la piel y el picor a corto y medio plazo, no obstante, a la larga, no es una solución sostenible. En algunos casos, los antihistamínicos pueden ayudar a aliviar los síntomas, pero deben ser administrados en grandes cantidades, siendo entonces una opción cara y a menudo inefectiva. Una buena opción para aliviarlos a corto plazo es bañar las áreas afectadas con agua muy fría o helada.

Hay estudios que demuestran que los ácidos grasos omega 3 y omega 6 pueden ser efectivos para reducir el picor, así que vale la pena darles semillas de lino o aceite de onagra para aliviar a tu caballo.

Hay diferentes soluciones que funcionan en diferentes grados para diferentes caballos, así que hay que hacer ensayo y error para llegar a encontrar qué es lo más efectivo para tu caballo.

ACTÚA CUANTO ANTES

Aunque no es una enfermedad peligrosa, esta alergia causa una molestia enorme a los caballos con afectación grave, y es una importante preocupación de bienestar si no se gestiona de manera efectiva. Para ayudar a gestionar el problema y hacer su vida lo más cómoda posible, es importante llevar a cabo una combinación de medidas preventivas y de búsqueda del tratamiento apropiado tan pronto como surjan las primeras señales.

69 vistas

© Equi-Libera. Masajes para caballos.