Buscar
  • Equi_libera

10 Trucos para salir de excursión con tu caballo



¿Tienes problemas con tu caballo y no quiere salir a montar fuera del centro? A continuación los siguientes 10 consejos para reconducir esta situación.


1. Averigua el motivo


Los caballos pueden resistirse por muchas razones, así que en primer lugar y sobretodo, averigua el motivo por el que tu caballo se resiste a salir a pasear montado. A menudo, se dice que los caballos son tozudos o “malos” cuando en realidad es posible que tengan dolor o se sientan en peligro cuando se les pide que abandonen a sus compañeros. Establecer la causa es el mejor paso que puedes dar para resolver el problema, y descartar el dolor debería ser siempre la primera medida a tomar.


2. Prepara el terreno


Contra más habitúes a tu caballo a diferentes sonidos y vistas donde viva, menos problemas tendrás cuando salgas fuera del centro. Construye circuitos de obstáculos con objetos por los que tu caballo tenga que pasar por encima, entremedio o incluso por debajo!


Acostúmbrale a objetos que aleteen al viento, crea situaciones ruidosas o cualquier otra cosa que se te ocurra para reducir sus miedos. Gallinas sueltas, ropa tendida, niños saltando en un trampolín. Contra más cosas acostumbres a que tu caballo vea, mejor.


3. Ten paciencia


Da a tu caballo la oportunidad de acostumbrarse a su ritmo a cualquier nueva experiencia que le presentes. Por ejemplo, si vas de paseo por un sitio nuevo, déjale un poco de tiempo para observar las vistas y los sonidos nuevos. Nunca le obligues a pasar por situaciones por las que aún esté preocupado.


4. Enséñale a ir sólo


La ansiedad por separación es un problema común y los caballos pueden resistirse porque sienten ansiedad por dejar a sus compañeros. Asegúrate que el caballo esté tranquilo estando sólo durante breves periodos de tiempo en casa, antes de salir fuera solo. Empieza por separarlo de la vista de su compañero durante unos momentos, y ves aumentando el tiempo gradualmente.


5. Cuida tu seguridad


Tu propia seguridad es lo principal en todo momento. Lleva un casco ajustado correctamente, y chalecos protectores o chaquetas si tienes. Si no te sientes suficientemente seguro para montar a un caballo que se resiste o se bota, busca ayuda de alguien experimentado en quien confíes.


6. Elige rutas circulares


Si tu caballo tiende a resistirse, evita paseos en los que siempre gires de vuelta a casa en el mismo punto cada vez, ya que puede llegar un día en el que quieras ir más lejos y el caballo proteste. Varía las rutas de paseo, incluye círculos donde sea posible y monta diferentes distancias para que el caballo no aprenda malos hábitos.


7. Pasa con él al paso ante objetos que le asusten


Se les suele decir a los jinetes que no se bajen del caballo si no quiere pasar por un sitio, sobre la premisa que el caballo “gana” y lo volverá a hacer la siguiente vez. No obstante, el caballo no lo ve así. Al bajarte y llevarle del ramal al paso con él por delante del objeto que le asusta, te va a ver como alguien que le ha ayudado. Actúas como su amigo y le ayudas a salir de un apuro. Y te has mantenido a salvo a ti mismo también.

8. Encuéntrale un compañero fiable


Si tu caballo se resiste a salir de paseo montado solo, es aconsejable salir con un amigo que tenga un caballo seguro. Puedes ir jugando durante el paseo a ir primero delante y luego detrás y viceversa.


Si los dos caballos están tranquilos, pide una parada a tu caballo durante unos breves segundos mientras tu amigo continua hacia adelante. Entonces vuelve a avanzar hasta alcanzarlo. Después, sobrepasa a tu amigo y vuélvele a pedir que se pare hasta que tu amigo te alcance.


Puedes empezar a aumentar las distancias entre vosotros gradualmente, y premia siempre a tu caballo por sus esfuerzos.


9. Mantente tranquilo y positivo


Si estás seguro y le das a tu caballo la instrucción correcta, estará feliz de ir donde le digas. Para ayudarte a sentirte seguro, piensa positivamente, respira profundo y habla al caballo de manera suave y tranquila. La visualización puede ser una gran herramienta, así que crea una imagen en tu mente de tu paseo perfecto, con el máximo de detalles. Para romper hábitos nerviosos, repite la imagen en tu mente durante breves ratos cada día, antes y después de salir a paseo.


10. Pide ayuda


Puede ayudar tener a una persona pie a tierra contigo cuando le pidas a tu caballo pasar por un sitio por el que se resista. Tómalo como si fuera un paseo normal y ves hablando tranquilamente con tu amigo mientras pasas montado por ese punto. Mantén la confianza en que tu amigo estará allí para ayudarte si algo no va como debe. Tu caballo se sentirá más seguro viendo que hay alguien pie a tierra.

5 vistas

© Equi-Libera. Masajes para caballos.