top of page
shakarweb_edited_edited.jpg

¿Tu caballo podría estar privado de sueño? Descubre cuáles son las señales y cómo puedes ayudarle



Al igual que las personas, los caballos también pueden sufrir falta de sueño, sí, en serio, y eso influye enormemente en el comportamiento, la salud mental y el bienestar general de un caballo. La privación del sueño no es nada nuevo en el mundo de los caballos, pero durante años se diagnosticó erróneamente.


El principal problema que vemos con los caballos que sufren de privación del sueño es que muestran signos clínicos característicos que durante muchos años se identificaron incorrectamente como narcolepsia, es decir, un caballo que se queda dormido de pie.


Narcolepsia vs privación del sueño: ¿cuál es la diferencia?


La narcolepsia es una enfermedad clínica que hace que los caballos caigan en un estado cataléptico en el que están completamente relajados pero colapsados ​​en el suelo. El colapso por falta de sueño en los caballos es un poco diferente, ya que estarán parados y sus cabezas caerán lentamente, como si hubieran sido sedados, y llegan a un punto en el que comienzan a doblarse las extremidades anteriores.





Por lo general, es en este punto, justo antes de que sus rodillas toquen el suelo, que se despiertan de ese estado, como alguien que se queda dormido al volante cuando está conduciendo. Cuando están realmente cansados, pueden caer en el sueño REM y colapsar, y ahí es cuando los caballos pueden lesionarse gravemente.


Los caballos que tienen lesiones extrañas e inexplicables en las rodillas, las extremidades inferiores y la cabeza están mostrando signos relacionados con la falta de sueño. Otras señales son:

• Abrasiones recurrentes del carpo y del menudillo delantero (causadas por colapso total o parcial)

• Ausencia de evidencia de estar acostado (p. ej., sin restos de paja o hierbas en el cuerpo)

• Aumento de la somnolencia diurna

• Pérdida de peso

• Bajo rendimiento

• Mayor irritabilidad e hipervigilancia

• Colapso total o parcial

• Lesiones faciales inexplicables, particularmente en el área de la boca y el hocico (como resultado del colapso)


¿Cuánto sueño necesitan los caballos?




Los caballos son como otras especies y no necesitan dormir mucho. Su sueño se divide en tres tipos:

1. El primer estado del sueño es un sueño tipo siesta;

2. El sueño secundario es un sueño verdadero, pero no es un sueño de movimiento ocular rápido (REM);

3. La etapa tres es el sueño REM.


Un caballo puede hacer el tipo uno y el tipo dos durmiendo de pie, pero para que un caballo tenga el sueño REM, que es el sueño de la etapa tres, tiene que acostarse porque, por definición, implica una relajación completa.


Un estudio en los años 80 descubrió que los caballos necesitan de dos a tres horas de sueño al día, y de eso necesitan al menos media hora a una hora de sueño REM que solo puede tener lugar cuando el caballo está acostado.


¿Qué causa la privación del sueño en los caballos?


1. Dolor


Una razón común por la que los caballos sufren de falta de sueño es que tienen dolor o cojera que les incomoda acostarse o les dificulta pasar por el proceso de levantarse y acostarse. Como resultado, es poco probable que se acuesten, por lo que acaban agotados por falta de sueño.





2. Cuadra demasiado pequeña


El otro aspecto es la gestión del caballo en sí, como una cuadra que es demasiado pequeña para ellos, lo que significa que no pueden levantarse o tumbarse cómodamente.


3. Caballo que no puede bajar la guardia nunca




Otra causa muy común son los caballos que tienen miedo o se sienten incómodos en un entorno como un caballo que vive sólo o uno al que no le gusta estar en la cuadra y, por lo tanto, no se siente seguro para acostarse. Los caballos están expuestos cuando se acuestan, por lo que necesitan sentirse en un ambiente seguro para poder hacerlo.


4. Las preferencias individuales no se cumplen



Al igual que las personas, los caballos son individuos y tendrán diferentes requisitos de sueño, por lo que es clave saber qué es "normal" para tu caballo.

El hecho de que un caballo no duerma durante un cierto período de tiempo no significa que tenga un problema. A menudo, las personas podemos monitorearlo nosotros mismos buscando señales de que nuestro caballo se ha acostado, como restos de paja o hierbas en su cuerpo. Si nunca ves a tu caballo acostado, vale la pena investigar más.


Es importante buscar esos signos sutiles de un caballo que sufre de falta de sueño, como marcas de rozaduras en las extremidades inferiores, especialmente en las rodillas y la cabeza, que indican que un caballo se ha caído de sueño literalmente.


Si sospechas que tu caballo sufre de falta de sueño, evalúa su entorno: algunos caballos prefieren estar en el campo en una manada para acostarse, mientras que otros pueden preferir la seguridad de un refugio para acostarse. Una vez se conoce la causa, podemos poner solución y así asegurarnos que sus necesidades de sueño se vean cubiertas.

43 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page