¿Tiende a desplazarse hacia la izquierda? Podría ser estrés.


Según un estudio realizado por investigadores alemanes, los caballos tienden a cambiar su lateralidad, volviéndose más "zurdos" y dando preferencia a sus "ojos izquierdos" en situaciones estresantes. Este cambio a procesar desde el lado derecho del cerebro sugiere que los caballos se enfrentan a desafíos que, generalmente, son manejados por el hemisferio del cerebro que se ocupa de las emociones, dijeron los investigadores.

Cuando los caballos se adaptan al factor estresante y aprenden a sobrellevarlo, tienden a volver a procesar desde el hemisferio izquierdo del cerebro, que se ocupa de la rutina.


Observar los cambios en la lateralidad podría ser una forma efectiva de observar cómo los caballos están lidiando con los cambios de manejo o entrenamiento, por ejemplo, dijo Isabell Marr, candidata a doctorado bajo la dirección de Konstanze Krueger, PhD, de la Universidad de Regensburg en Alemania. Marr estudia en el Departamento de Economía Equina de la Universidad Nuertingen-Geislingen en Nuertingen y en el Departamento de Fisiología del Comportamiento del Ganado de la Universidad de Hohenheim, en Stuttgart, Alemania. "Un cambio a la izquierda sugiere estrés", dijo.

Una escala de lateralidad en evolución, para los sentidos y el movimiento


Sin embargo, estos cambios no son blanco o negro. No se trata de pasar de ser completamente diestro a ser completamente zurdo o de dar preferencia siempre al ojo derecho a sólo el izquierdo, dijo Krueger. Los caballos tienden a tener preferencia por un lado del cuerpo y la cara, pero también usan el otro lado. La pregunta no si es un caballo usa el lado derecho o el izquierdo, sino con qué frecuencia usa más un lado en comparación con el otro.


La tendencia a usar más un lado de la cara que el otro se conoce como lateralidad sensorial porque pertenece a los sentidos: ver, oír, oler. La tendencia a utilizar con más frecuencia un lado del cuerpo (en particular, las patas) que el otro se conoce como lateralidad motora.


Con estrés agudo (nuevo/reciente), los caballos tienden a cambiar su lateralidad sensorial hacia la izquierda, dijo Krueger. A medida que el estrés se vuelve más crónico, la lateralidad motora también puede desplazarse hacia la izquierda. Luego, a medida que el caballo se adapta y lo tolera, la lateralidad sensorial y motora generalmente se desplaza hacia la derecha.

Influencias y asociaciones de la lateralidad


Hay múltiples factores que contribuyen a la lateralidad sensorial y motora de un caballo, dijo Marr. "El estrés en la vida temprana puede influir en el desarrollo de la lateralidad, pero los factores genéticos y ambientales pueden influir también en la lateralidad sensorial y motora", dijo. "Pero, de acuerdo con nuestros resultados, los cambios en el uso del lado izquierdo con más frecuencia que antes pueden indicar estrés, sin importar si el caballo tendía a preferir el lado izquierdo o el derecho inicialmente".


La lateralidad también se asocia con la personalidad y el optimismo, dijo Marr. Por ejemplo, los caballos que prefieren dar un paso adelante con la extremidad anterior derecha después de una parada (dominio del lado izquierdo del cerebro) tienden a ser más optimistas hacia los estímulos ambiguos, dijo.


Estudio en caballos jóvenes de deporte


En su estudio, Marr, Krueger y sus colegas investigadores observaron la lateralidad en 12 caballos de deporte de 3 años castrados cuando cambiaban de estar en manada en el pasto a estabulación individual en cuadra y entrenamiento temprano de monta. Los científicos también buscaron correlaciones entre los parámetros de estrés fecal (inmunoglobulina A [IgA] y metabolitos de glucocorticoides [MG]) y cambios de lateralidad.


Descubrieron que durante la primera semana de mudarse a cuadras individuales, los jóvenes castrados comenzaron a mostrar preferencia por usar el ojo y el oído izquierdos al explorar o escuchar, dijo Marr. En la segunda semana, también favorecieron sus patas izquierdas sobre las derechas, fijándose principalmente en qué mano adelantaban mientras comían. Esta lateralidad sensorial y motora continuó durante dos meses a medida que los caballos progresaban en sus programas de entrenamiento.


Mientras tanto, la MG fecal aumentó, lo que se corresponde con el cambio progresivo en la lateralidad, agregó. Los cambios de lateralidad no se debían a que se les diera cuerda solo por un lado, y los caballos ya habían sido entrenados a ambas manos antes del período de estudio.


Sin embargo, la IgA no cambió significativamente durante las cuatro semanas de estudio. Esto sugiere que, si bien los caballos experimentaron algo de estrés, es posible que no fuera lo suficientemente alto como para afectar significativamente su bienestar, dijo Marr. Serían necesarios más estudios para confirmar esto.

Detección de estrés mediante la lateralidad


La lateralidad podría ser una forma práctica de observar cómo los caballos perciben los cambios en su entorno, dijo Marr. “Los dueños de caballos pueden observar la lateralidad de sus caballos cuando se mudan a otro sitio o cambian sus condiciones de vida”, dijo."


¿Hay un desplazamiento a la izquierda en la lateralidad después de un cambio en las condiciones de vida en comparación con la situación antes del cambio que pueda indicar una respuesta al estrés?" ella continuó. “Si es así, ¿el desplazamiento a la izquierda en la lateralidad desaparece después de unos días o semanas porque el caballo se acostumbra a la nueva situación? De lo contrario, podría ser una indicación de que el cambio en las condiciones de la vivienda comprometió el bienestar del caballo, y los propietarios deberían descubrir porqué".

20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo