Cómo detectar si tu caballo tiene dolor


¿Sabes detectar el dolor en tu caballo? Lo más importante al evaluar el dolor de un caballo es saber qué es lo que es normal para cualquier caballo y lo que es normal para tu caballo en particular. Nunca sabrás qué es anormal si no sabes qué es lo normal.


Por ejemplo: ¿Cuándo y con qué frecuencia se tumba tu caballo? ¿Cómo interactúa normalmente tu caballo con otros caballos? ¿Tu caballo viene a recibirte? ¿Come sin problemas, rápido o lento? ¿Cuál es su postura normal en reposo? ¿Cuáles son sus expresiones faciales habituales?


Observando a tu caballo, aprenderás sus patrones de reposo, por lo que podrás ver por ejemplo, si se acuesta más de lo normal y detectar un cólico o una laminitis temprana antes de que camine de manera anormal. Y observando como come, podrás distinguir si un día no come como es habitual en él, y detectar a tiempo si hay un problema digestivo o intestinal. Se trata de trabajar la observación con ojo crítico, que es algo que cualquiera puede aprender a hacer.


Un dolor asociado con una cojera puede ser muy complicado de detectar. “Asentir con la cabeza” al andar es probablemente la señal más fiable y consistente de que un caballo va cojo. Sin embargo, los signos más sutiles pueden estar asociados con solo un cambio en el vigor con el que el caballo se mueve, o con la rapidez con que el caballo se cansa en una sesión de entrenamiento. Siempre es útil que alguien te ayude a trotar a tu caballo pie a tierra de vez en cuando. De esta manera, puedes observar y descubrir como se mueve normalmente tu caballo.


Otra de las cosas que puedes hacer para evaluar el dolor es aprender a medir la frecuencia cardíaca de tu caballo, ya que rara vez miente. Una frecuencia cardíaca alta a menudo se asocia con dolor. Puede ayudar a distinguir entre un cólico más leve en un caballo dramático y un cólico más severo en un caballo estoico.


Siempre es un buen momento para observar de cerca el comportamiento de tu caballo. Nada puede reemplazar las buenas habilidades de observación de un propietario o cuidador para realizar una evaluación temprana de cambios a veces muy sutiles en el comportamiento de un caballo. Puede ayudarte crear un esquema mental o una imagen del comportamiento normal general de tu caballo, y así saber ver más rápido cuando algo anda mal.


Y vosotros, sabéis detectar cuando vuestro caballo tiene algún problema?

51 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo